Sures, Género con Clase, Red Ciega, Movimiento de Inquilinos y Tricontinental de las Relaciones Internacionales sostuvieron los días 4 y 5 de junio de 2018 en Washington, Estados Unidos, diversas reuniones con congresistas de ese país, con el fin de expresar la preocupación de las organizaciones de Derechos Humanos por las medidas coercitivas unilaterales aplicadas por el gobierno estadounidense contra el pueblo venezolano.

Las sanciones emanadas de las órdenes ejecutivas emitidas por el Expresidente Barack Obama en 2015, y Donald Trump en 2017 y 2018, se apoyan en leyes aprobadas por el Congreso de los Estados Unidos, tales como: la Ley de Poderes Económicos en Emergencias Internacionales, Ley de Emergencias Nacionales y la Ley de Defensa de Derechos Humanos y la Sociedad Civil de Venezuela 2014, (Ley pública 113-278), de allí la importancia de resaltar el carácter negativo que dichas acciones injerencistas tienen hacia el país suramericano.

Las organizaciones fueron recibidas por Geo Saba, asesor en seguridad del congresista Ro Khanna (Distrito 17 de California, partido demócrata), donde intercambiaron ideas en torno a la indispensable búsqueda de una salida pacífica a la situación que se encuentra atravesando el pueblo de Venezuela. De igual forma se abordó el tema con el congresista Henry Johnson (Distrito 4 de Georgia, partido demócrata), quien condenó las sanciones económicas dirigidas a menoscabar los derechos de la población venezolana.

Por último, las organizaciones conversaron con el asesor Kwabena Nsiah, Director de Políticas del congresista de EEUU, Cedric Richmond, Presidente del Black Caucus, con quien se resaltó el impacto negativo de las sanciones económicas en todos los sectores de la sociedad venezolana y la necesidad de fortalecer el diálogo, como estrategia para lograr la paz.

El Congressional Black Caucus es una organización política compuesta por los miembros afroamericanos del Congreso de los Estados Unidos. Si bien la afiliación racial y partidaria no son requisitos oficiales para la membresía, todos sus miembros han sido afroamericanos y la mayoría del partido demócrata. Entre los diversos tópicos que abarcan, han señalado recientemente a la administración Trump por el tratamiento de los detenidos africanos. Según los informes, los funcionarios federales de inmigración han negado las instalaciones de comida, agua y baños a los detenidos africanos, y los han sometido a abusos físicos y verbales.