Suiza, Ginebra.- La directora de la organización social Sures, María Lucrecia Hernández, sostuvo el 14 de septiembre una reunión con el señor Alejandro Guido, asesor regional de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Durante el encuentro, la Directora planteó la necesidad de atender la situación de las personas venezolanas que han emigrado a otros países, ya que su organización ha recibido denuncias sobre la violación a sus derechos humanos en los países de destino y en algunos casos han sido objeto de discriminación y prácticas de xenofobia.

Igualmente, enfatizó la necesidad de trabajar en el levantamiento de cifras que realicen una caracterización real sobre las personas que han emigrado, considerando los casos en que las personas venezolanas tienen además la nacionalidad de los países de destino, por lo que estrictamente no pueden ser clasificados como migrantes.

El representante de la OIM se comprometió a trabajar en conjunto con las organizaciones sociales de Venezuela, para la garantía de los derechos de las personas migrantes.